El misterio de la desaparición de Oliver Thomas

El misterio de la desaparición de Oliver Thomas

Oliver Thomas, era un pequeño niño de 8 años, miembro de una familia normal que vivía en una gran casa del campo. En aquellos tiempos, (1909) se acostumbraba juntarse con familias vecinas o del pueblo para pasar las fiestas y eso es justamente lo que estaba haciendo la familia de Oliver, prepararse para fin de año. La madre se encontraba en la cocina creando diferentes platillos, mientras que el padre estaba intercambiando conversaciones con los vecinos que habían venido de visita.

La familia del veterinario del pueblo, del comisario y algunas más, se encontraban en la casa de Oliver para compartir con ellos las fiestas. Al caer la noche, se acercaba la hora de la cena pero hacía falta un poco de agua, por lo que la madre de Oliver le pide al niño que vaya hasta el pozo de la casa a buscar un poco de ella. El niño, toma sus botas y una bufanda y se dirige hacia el pozo con un balde en la mano en busca del agua.

Desaparición Oliver Thomas

Al poco tiempo de que el niño sale de la casa, se escucha un terrible grito de auxilio y se oía como la voz de Oliver, el dijo: ¡Auxilio, me llevan! El padre del niño y los otros hombres que se encontraban en la casa salieron corriendo hacia donde había estado el niño o de donde creían que provenía la voz, los hombres llevaron consigo armas y palos, ya que pensaron que podría tratarse del ataque de un animal salvaje o bien de algún malviviente que pretendía secuestrar al niño.

Para su sorpresa, no encontraron al niño de hecho no había nada en el patio junto al pozo, pero cuando todos llegaron al lugar del pozo, se volvió a escuchar otro grito del niño que decía “me están llevando” pero en este caso el grito se oía sobre sus cabezas. Trataron de iluminar con sus faroles, pero esta luz no era suficiente para ver en el cielo en la noche, las personas presentes trataron de preguntarle a Oliver donde estaba o que estaba pasando, pero el solo emitía gritos desgarradores. Al pasar cada segundo, los gritos se iban escuchando cada vez más alejados, hasta que desaparecieron por completo.

La familia del niño y sus amigos, buscaron al pequeño toda la noche, pero no hubo más noticias de él. Al otro día, el resto de la policía vino al lugar para investigar que sucedió, pero nunca se supo que fue lo que aconteció con el pequeño Oliver Thomas. Algunas hipótesis afirman que fue llevado por algunas criaturas extrañas voladoras, otros dicen que fue abducido por los extraterrestres mientras que algunas fuentes dicen que algunos demonios que rondaban la casa decidieron llevarse al niño.

Leave a Reply