La escalera

La escalera

En esta nueva oportunidad, y para todos aquellos amantes de las historias de terror, te presentaremos la historia de una ruidosa casa de campo en dónde sus propietarios parecían no tratarse de los únicos residentes.

Se trataba de un hogar en dónde simplemente habitaba una pareja de recién casados, los mismos no contaban con la posibilidad de tener hijos debido a problemas de esterilidad, por lo cual habían decidido simplemente instalarse en este hogar posteriormente a su matrimonio y esperar por una posible adopción. Por su parte, el hogar contaba con unas dimensiones realmente generosas, quizás una exageración teniendo en cuenta que se trataba provisoriamente sólo de dos personas viviendo en ella.

Una cierta noche de verano, la mujer despertó acusando un dolor de cabeza notable y mareos, un malestar general. Ante esto, la misma acudió a la cocina en busca de píldoras, buscando calmar el dolor y volver a conciliar el sueño. Una vez dentro de la cocina, la mujer sintió el crujir clásico de los escalones de la escalera de madera, ante lo cual simplemente pensó que su marido también había despertado y se encontraba en busca de algo en la cocina.

Lo cierto es que la mujer se volteó hacia la escalera y no notó la presencia de nadie, sorprendida, regresó a la habitación para darse con la extraña noticia que su marido simplemente se encontraba dormido. Creyendo que se trataba de su imaginación, la mujer no prestó mucha atención a este hecho y volvió a dormirse.

Semanas después, una vez más la mujer despertó a primeras horas de la madrugada, en dónde la oscuridad todavía cuenta con un papel protagónico, esta vez simplemente con la necesidad de acudir al baño. Se incorporó y salió de la habitación camino al baño, a lo largo de este trayecto sucedió algo increíble: la escalera volvió a crujir, pero en este caso se trataba de un crujir constante y con un volumen realmente fuerte, tan fuerte que el marido despertó e irrumpió de manera casi instantánea en la sala.

Ambos, marido y mujer se reagruparon en el centro de la sala para encontrarse con algo macabro, una extraña presencia se encontraba en la parte superior de la escalera de espalda a ellos. Se trataba de una mujer delgada y de cabello oscuro, vistiendo escazas prendas e inmóvil.

Observado esto, la pareja aterrorizada corrió hacia la puerta y corrieron hacia la casa de los vecinos más próximos en busca de algún tipo de ayuda. La casa fue abandonada y posteriormente vendida, una experiencia que esta pareja nunca más olvidará sin lugar a dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *